«

Después de una cuidada recoja de las uvas para cajas de pequeña capacidad, los Blancos son fermentados a temperatura controlada, después de decantaren a frio en depósitos de acero inoxidable.

Los Tintos fermentan una parte en los antiguos Lagares y otra en pequeños depósitos a temperatura controlada. Después de terminada la fermentación maloláctica envejecen por tiempo indeterminado en barricas de roble francés. Después es cuidadosamente elaborado el ensamblaje y se embotellan bajo la marca de la Quinta.

Imagem de fundo
Imagem de fundo Imagem de fundo